Tras uno de los años más retadores y complejos que hemos vivido, es momento de reactivar planes, por ejemplo: ¡las bodas! El mejor lugar para celebrar ese día tan especial es un destino mexicano, donde es posible encontrar todo: un agradable clima cálido, espectaculares paisajes, exquisita gastronomía, divertidas actividades ecoturísticas, fascinante cultura y protocolos sanitarios frente a la pandemia.

Entre los mejores destinos en México para bodas en la playa se encuentran como favoritos Cancún, Los Cabos y Puerto Vallarta, pues ofrecen impresionantes escenarios; sin embargo, hay que pensar también en todos los invitados, así como en los protocolos internacionales de seguridad y sanidad.

A continuación te compartimos las cinco claves básicas para lograr una experiencia increíble con el mínimo nivel de estrés.

#1 Wedding planner

Para que los novios puedan lograr disfrutar los preparativos de boda y la boda misma de principio a fin, es necesario contar con un profesional que tenga a su cargo todas y cada una de las actividades, que sea capaz de cuidar el presupuesto de la pareja a la par de coordinar a todos los prestadores de servicio para lograr que todo salga perfecto. Este profesional, además, debe identificar el cumplimiento de las medidas sanitarias para proteger, en todo momento, a la comitiva desde su arribo al lugar y hasta el último minuto de su estancia. Cuando el mismo hotel es quien ofrece este servicio, la garantía de un evento perfecto, es indudable.

#2 Hotel Todo Incluido

Pensando en las múltiples necesidades de los invitados, es clave elegir un hotel que ofrezca todo lo que puedan necesitar, tanto quienes viajan con bebés o niños de diferentes edades, como las parejas que viajan solas y necesitan desconectarse de la rutina. La mejor opción es un hotel que tenga programas familiares y de crédito que les brinde una experiencia única.

#3 La mejor fecha

Eviten los periodos vacacionales —considerados como temporada alta, momento en que resulta más complicado reservar debido a la demanda, además de que, en ocasiones, los costos serán más elevados— y consideren el clima, esto es: evitar temporada de huracanes. Estos dos son los factores decisivos para elegir la mejor fecha. Nuestra sugerencia siempre será primavera o finales de verano, para tener las mejores condiciones climáticas y evitar las vacaciones para tener una menor afluencia de turistas.

#4 Los colores y el estilo

El estilo favorito para las bodas de playa es el estilo bohemio, tanto en la decoración, con materiales orgánicos como madera, yute, palma y mucha vegetación, como en el atuendo de novios e invitados donde veremos tejidos de lino, telas vaporosas y vestidos con vuelo, características ideales para lograr una bonita boda en la playa. La paleta de colores para el código de vestimenta suele ser en matices claros para que los invitados puedan soportar mejor el clima, puede ser desde el tradicional blanco ibicenco para todos, con vestidos de manta, guayaberas y pantalones de lino, o la paleta de colores pastel —tan de moda— o, incluso, pedir como dress code un solo color para los invitados, pero en diferentes tonos.

#5 Experiencia gourmet

Para la experiencia culinaria siempre hay que elegir a los mejores; aunque siempre será más sencillo si el hotel, el wedding planner y el proveedor de banquetes es el mismo, pues esto asegura tenerlo todo bajo control.

Elegir un destino mexicano es garantizar la calidez en el servicio y la inolvidable experiencia que los destinos de playas mexicanas ofrecen, respecto a otros destinos en el mundo. .

Categories:

Comments are closed