Compartir un trayecto en carretera es quizá uno de los momentos más íntimos cuando se comparte un viaje, qué decir si es con la persona que te inspira los pensamientos de amor más románticos. Sin distracciones, concentrados el uno en el otro y en su siguiente parada, planear una luna de miel en carro es una excelente idea. La buena música, un delicioso café y una conversación sobre los sentimientos que se han desatado desde la entrega del anillo de compromiso hasta el día en que lucieron el anhelado vestido de novia, permitirá conocer una faceta que quizá desconocían de su pareja e incluso de ustedes. ¿Listos?

1. Ruta Rulfiana

MSV Fotografía

Jalisco es uno de los estados más emblemáticos del país. Y cómo no serlo si de ahí viene el mariachi, el tequila y platillos que han dado identidad a los mexicanos alrededor del mundo. Por eso, uno de los tours ideales para intercambiar pensamientos de amor cortos entre ustedes es este recorrido por diez municipios y cuya ruta lleva el nombre de uno de los escritores mexicanos más reconocidos: Juan Rulfo.

Por cuestiones de accesibilidad es probable que lleguen a Guadalajara y de ahí se dirijan en carro hacia el sur del estado para comenzar la ruta en Atemajac de Brizuela, municipio conocido por la fabricación de sarapes. Los pinos que cubren el paisaje y sus calles empedradas hacen de este un lugar romántico, propicio para decir pensamientos de amor para su esposo. Antes de partir hacia el siguiente punto, no duden en cargar pila con un rico borrego al pastor y un ponche tradicional de la región.

Roberto Bedoy Fotografía

Llegarán a Zacoalco de Torres, cuna de los famosos equipales que adornaron las casas hace algunas décadas y que hoy siguen presentes en los hogares más rústicos. Si su luna de miel es en mayo, pongan atención cuando pasen por Techaluta de Montenegro, ya que la temporada de pitayas está en su máximo esplendor.

En el mismo día pueden conocer Sayula y pasar la noche en alguna de los hoteles boutique o ex-haciendas. No dejen de visitar la casa de la familia de Juan Rulfo y aprovechen la menor oportunidad para pedir que les cuenten la picara leyenda de El Ánima de Sayula. Amacueca, Tapalpa, San Gabriel, Tonaya, Tolimán y Tuxcacuesco son el resto de los municipios que integran la Ruta Rulfiana y en la que descubrirán rincones maravillosos.

Destinar alrededor de 4 o 5 días a este recorrido es suficiente y consideren que un vehículo común puede ingresar fácilmente a cualquiera de los puntos sugeridos. Es mejor si usan la autopista, los peajes son accesibles y la carretera es más segura. El clima suele ser frío en algunas partes.

2. Playa del Carmen – Bacalar

Daniel Olmedo Photographer

Playa del Carmen es uno de los destinos mexicanos más anhelados. Su vida nocturna y sus hermosas playas son un atractivo indiscutible para las parejas de recién casados y el marco perfecto para la sesión trash the dress con el espectacular vestido de novia corte princesa sumergido en sus azules aguas.

Si han decidido que el destino principal de su luna de miel es Playa del Carmen, reserven dos o tres días para conocer puntos menos turísticos pero igual de impresionantes. El viaje en carro es cómodo, ya que la distancia no excede las cinco horas y los paisajes los dejará boquiabiertos.

La primera parada sugerida es Chichen Itzá, uno de los principales sitios arqueológicos de la península de Yucatán, cuya belleza ha cautivado a nivel internacional al grado de estar considerada como una de las siete maravillas del mundo moderno desde el 2007. El complejo está dividido en tres partes en los que se representan dos periodos de la historia: maya y tolteca. Es obligada una selfie en pareja con la pirámide de Kukulcán de fondo.     

Gabo Preciado Fotografía

Después de la visita a las ruinas mayas encontrarán algunos pueblos con tradiciones muy arraigadas y las grutas Balankanché para llegar después a Valladolid, una de las ciudades más antiguas de Yucatán. Edificios coloniales, exconventos y recintos históricos darán cuenta de la riqueza cultural de este lugar. Por supuesto, la gastronomía no puede quedar de lado y aquí los esperan unos ricos y tradicionales lomitos, un platillo elaborado con trozos de carne de cerdo guisado en salsa martajada, ¡delicioso!

Y para finalizar, Bacalar, o mejor conocido como Laguna de Siete Colores. Este Pueblo Mágico es un paraíso para los enamorados que después del trajín de conseguir los arreglos de mesa para boda quieren un descanso en un ambiente íntimo, encantador y natural. Busquen hospedarse en cualquiera de los hoteles que están al pie de la laguna. Descansar en hamacas es lo más romántico después de un trayecto en carretera.

3. Sierra Madre Oriental

Alex Ramos Photo and Video

Aunque en el norte del país el clima suele ser más seco, llegando incluso a ser desértico, el paisaje también tiene su encanto y sus sorpresas. Es el caso de la ruta que conecta a Santiago, Nuevo León, con Arteaga, Coahuila.

El trayecto en carretera puede hacerse en un carro común, pero para internarse en la sierra de Santiago y apreciar los saltos y cañones es necesario rentar cuatrimoto o un vehículo 4×4. Los miradores son impresionantes y si quieren demostrar que su audacia va más allá de llevar un vestido de novia corto, aquí pueden practicar rapel y senderismo, entre otros deportes extremos.

Alanís Fotografía

Después el entorno cambia. En medio del suelo desértico que caracteriza a esta región, se encuentra la Suiza mexicana: Arteaga. También denominado Pueblo Mágico, este lugar cuenta con atractivos arquitectónicos y naturales, pero sin duda son los Bosques de Monterreal los que atraen las miradas de todos los turistas, ya que cuenta con una estación artificial y permanente de esquí alpino, por lo que en cualquier época del año en la que la visiten podrán vivir una mágica y helada experiencia. No olviden su ponche de frutas y uno de los típicos sarapes tejidos a mano y elaborados con brillantes colores.

Es momento de decidirse por un destino. Será igual de difícil que cuando eligieron los centros de mesa para boda, aunque pueden dejarse llevar por el primero que les robó el corazón, así como pasó con los recuerdos para boda cuando vieron que las suculentas en maceta eran las indicadas. ¿Listos para poner a rodar el auto?

Categories:

Comments are closed