Hábitos cotidianos que podrían estar dañando nuestro hogar.

El cuidado de una casa o apartamento puede ser una tarea difícil. Por ejemplo, hay una gran variedad de artículos de limpieza para diferentes tipos de superficies. Además, existen innumerables vídeos en Internet que publicitan productos que limpian todo. Todo esto puede ser un poco abrumador. Sin embargo, resulta que algunas de las cosas que realizamos en casa, en realidad hacen más daño que bien. Esta nota te ayudará a abrir los ojos y no seguir cometiendo los mismos errores. ¡Sigue leyendo!

Los grifos que gotean pueden conducir a otros problemas

Probablemente, un grifo que gotea es unos de los problemas más comunes, pero si no se soluciona con rapidez puede tener serias consecuencias. Una de ellas es que causa oxidación en las cañerías. Si bien el fregadero y el grifo están diseñados para estar en contacto con el agua, nunca es una buena idea que sea constante. Esto hace que se desgasten mucho más rápido y se oxiden, especialmente alrededor de las bases.

Los grifos que gotean pueden conducir a otros problemas

Otro problema potencial es el moho. Los grifos que gotean provocan que la humedad no solo se acumule en el fregadero, sino que se extienda a otras zonas de la casa, lo que da lugar a la aparición de moho y hongos.

Las baldosas no soportan la suciedad

Aunque puede ser una obviedad que hay que barrer o aspirar el suelo con regularidad, el porqué es tan importante no lo es. Las baldosas, en general, están hechas de algún tipo de piedra. Creemos que todos hemos aprendido que las piedras pueden comenzar a desgastarse por el efecto de un material abrasivo o cuando entran en contacto con el agua.

Las baldosas no soportan la suciedad

Las baldosas no son diferentes. Entonces, cada vez que se pisa toda la suciedad que se acumula en el interior del hogar tiene el mismo efecto. Así que, si quieres que los suelos tengan un aspecto pulcro y duradero, asegúrate de barrerlos regularmente.

Evita los limpiadores que contienen tintes

Otro consejo que debes tener en cuenta cuando limpies los pisos o los salpicaderos: a veces, los artículos de limpieza contienen tintes que pueden manchar el cemento y las baldosas blancas. Lo mejor es evitar esto por completo y asegurarte de que cualquier producto que emplees para limpiar el baño, cocina o suelo sea incoloro. Por supuesto, los colores solo tiñen los que son de piedra natural, pero aun así pueden manchar el cemento, así que lo mejor es eliminarlos por completo.

Si no estás seguro de qué usar, prueba con uno específico que indique que está hecho para limpiar ese tipo de superficie. También hay muchas páginas web que proponen usar una mezcla de vinagre, pero eso puede acarrear sus propios problemas (que te contaremos más adelante).

Hay que secar los platos antes de guardar

Guardar la vajilla cuando está húmeda no es bueno. En especial, si es en un armario o alacena, ya que el agua no tiene por donde escurrir. Los investigadores han descubierto que los platos apilados pueden llegar a retener la humedad durante al menos 24 horas, y esto causa la proliferación de bacterias. Por eso, la próxima vez que laves los platos, asegúrate de dejarlos secar al aire o con un paño antes de guardarlos.

Estante para platos con platos limpios y secos sobre la encimera de la  cocina | Foto Premium

También existe la opción de secado en el lavavajillas. La mayoría de ellos tienen un ciclo de saneamiento o al menos de secado que puedes aprovechar.

Estos utensilios no deberían ir en el lavavajillas

Aunque los lavavajillas pueden ser excelentes para limpiar los platos, hay ciertos utensilios que es mejor lavar a mano. Por ejemplo, los ralladores y prensadores de ajo, y básicamente cualquier cosa que tenga pequeñas grietas. La razón es muy sencilla: si quedan restos de comida en estos artículos después de lavarlos, puedes acabar teniendo problemas de salud a causa de los restos en mal estado.

Por lo tanto, es mejor lavarlos a mano y evitar que quede cualquier alimento. Algunas personas también recomiendan utilizar un cepillo en lugar de una esponja en estos casos, ya que si no se desinfecta correctamente pueden quedar restos de comida en ella.

Nunca dejes la ropa en la lavadora

A todos nos ha pasado: pusiste a andar el lavarropas, pero se hizo muy tarde y estás agotado, entonces decides dejar la ropa ahí toda la noche. Esto es una muy mala idea y por una razón bastante obvia: favorece el crecimiento de bacterias e incluso puede provocar la aparición de moho. Nadie quiere llevar ropa que huela mal, así que la próxima vez tómate unos minutos más y ponla en la secadora.

Nunca dejes la ropa en la lavadora

Tener que volver a lavar la ropa después de hacerlo también supone un desperdicio de agua, que es un recurso importante.

Cuidado con la cera

Hay muchos sitios web que aconsejan emplear cera o aceite para pulir los muebles de madera. Sin embargo, este tipo de elementos deben usarse con moderación, especialmente si vives en un clima húmedo. Un mueble puede necesitar cera si su superficie parece seca, porque sirve para evitar que se agriete o ayuda a sellar los muebles que no tienen acabado.

Cera para muebles protectora y nutritiva - Hogarmania

Los aceites suelen funcionar mejor en piezas que tienen un revestimiento de poliuretano, mientras que las ceras ayudan a sellar la madera desnuda. Sin embargo, ambos deben usarse con moderación.

Nunca laves la alfombra con productos químicos

Las alfombras existen desde hace siglos y estamos seguros de que todo el mundo ha visto a alguien golpeándola para sacarle la suciedad. En realidad, esta es la forma más eficaz de limpiarla, porque los productos de limpieza pueden tener consecuencias no tan saludables (que explicaremos en un segundo). Por eso la próxima vez que tengas que hacerlo, sácala afuera y golpéala con una raqueta.

Nunca laves la alfombra con productos químicos

Todos sabemos que las alfombras pueden contener suciedad y bacterias bastante dañinas para la salud. Pero si decides lavarla con algún producto químico, debes tener mucho cuidado con los microbios que se transmiten por el aire, porque pueden ser muy peligrosos.

Usar demasiado de algo bueno

Cuidar de tu casa y asegurarte de que está limpia es estupendo, pero debes tener cuidado con la cantidad de productos que utilizas para ello. Usar demasiados productos no suele ser una buena idea, ya que contienen diferentes sustancias químicas que pueden interactuar entre sí.

9 productos de limpieza que no pueden faltar en tu hogar: ¡Recopilación!

Si tienes que limpiar y crees que ya has usado muchos productos de limpieza, prueba a diluir el jabón o utiliza un limpiador natural como el zumo de limón. Pero ten cuidado también con esta última opción, ya que puede ser bastante ácido y no sirve para todas las superficies.

Evita guardar las toallas en el baño

Puede que no pienses en ello muy a menudo, pero los baños son uno de los lugares más húmedos de la casa. Por eso no es buena idea guardar las toallas ahí. Es verdad que puede parecer un lugar lógico, pero no lo es porque favorece la incubación de bacterias.

Charisma, Toalla Grande de Baño 88cm X 177cm, Café | Costco México

Un mejor sitio para guardarlas podría ser un armario del pasillo o algún lugar seco. Una despensa en el cuarto de baño sería una posibilidad, suponiendo que esté limpia y que no tenga humedad.

Proteger los suelos de madera

Si está empezando a sonar como si la humedad fuera uno de nuestros mayores problemas a la hora de cuidar una casa, es porque lo es. También es mala para los pisos de madera; por eso si deseas protegerlos, considera invertir en un deshumidificador. Estos pueden ayudar a eliminar gran cantidad de agua en el aire, que normalmente dañaría tus pisos y otras partes de tu hogar.

Deshumidificador: Qué es y qué ventajas aporta a nuestro hogar · Vivienda  Saludable

Ahora que ya lo sabes, es momento de tomar nota de todo, poner manos a la obra y ver los resultados. Esperamos ver tus comentarios, contándonos tu experiencia con estos tips.

Categories:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *