¿Te casas en unos meses y aún no sabes qué decoración quieres para tu boda? No hay tiempo que perder. Y es que una boda es de esas celebraciones en las que hay que prestar la mayor atención incluso hasta en el  más mínimo detalle para que puedas tener esa boda con la que has soñado desde niña. Uno de los elementos decorativos que suelen tener mayor protagonismo en el banquete nupcial son los centros de mesa, ya que además de servir como complemento a la decoración, son la mejor manera de transmitir el estilo y la personalidad de los novios, con lo cual resultan imprescindibles en cualquier boda.

La recepción es el momento ideal de la celebración para echar a volar la imaginación y darle vida a las mesas por lo que puedes elegir entre infinidad de ideas, flores y colores. Nosotros te recomendamos que no te cortes y que elijas lo que más os guste a vosotros. Al fin y al cabo es tu boda y además es la mejor forma de sorprender a los invitados cuando entren a la recepción. No obstante, si andas un poco perdida, hoy te traemos algunos consejos para que te resulte más fácil.

Centros de mesa para boda

Consejos para elegir los centros de mesa para tu boda

  1. Por lo general, la elección de los colores de los centros de mesa se hace en base a los colores del ramo de la novia ya la gama que se haya elegido para decorar el lugar de la celebración. De esta forma, toda la boda se verá como un conjunto más armónico. Por eso, lo fundamental es planificar un esquema cromático bien definido para que ningún elemento desentone y las mesas queden perfectas.
  2. En todas las estaciones, incluso en invierno, puedes encontrar flores de temporada. Te recomendamos que intentes elegir entre la variedad del momento. De lo contrario, además de resultarte más difícil de encontrarlas, la decoración tendrá un coste mayor. Pero además, tanto si tienes un presupuesto más ajustado como si estás dispuesta a tirar la casa por la ventana, elige flores de temporada, ya que además de ser más económicas, es evidente que cada flor luce mejor en su época. Si estás empeñada en que tus flores favoritas estén en la decoración de la boda, siempre puedes planificar la fecha en la época en la que mejor crecen.
  3. Otro punto muy importante a tener en cuenta a la hora de elegir las flores para los centros de mesa de la boda es el estilo elegido, ya que de ello dependerá el tipo de arreglo floral y los colores que predominarán en la celebración. Puedes optar por una boda más clásica o más moderna, una boda campestre o decantarte por una tendencia que está causando furor en los últimos años, el estilo vintage. En este último caso, la elección de las flores no importa tanto como el recipiente en el que vayan incluidos y los detalles que escojas para complementarlas.
  4. En cuanto a las dimensiones de los centros de mesa, te recomendamos que elijas adornos medianos, ya que aunque los altos son preciosos, tus invitados podrían tener dificultades para verse entre sí y no podrán charlar a gusto durante el banquete. Los arreglos florales bajos en jarrones de vidrio son siempre una excelente opción.
  5. A la hora de elegir las flores para los centros de mesa de una boda, muchos novios no tienen en cuenta la hora de la celebración. Sin embargo, este es uno de los puntos a los que debe prestarse mayor atención, ya que existen marcadas diferencias entre los centros de mesa para bodas de día o de noche.

Nuestras recomendaciones para centros de mesa de boda

  • Para dar a tu boda un ambiente alegre, fresco, llamativo y primaveral, te recomendamos elegir arreglos florales en múltiples colores como el amarillo, el naranja, el rojo, el verde o el fucsia. Eso sí, procura que los colores combinen bien entre ellos. Nosotros te aconsejamos que intentes no incluir más de 4 colores, evitando mezclar los colores fríos con los cálidos, ya que de lo contrario puede quedar algo extravagante. Además si te decantas por los arreglos florales coloridos, lo ideal es que los manteles sean de color blanco, de manera que la decoración no quede saturada y que los centros de mesa puedan lucir con luz propia.
  • Si has decidido que quieres una boda de estilo campestre, una opción muy interesante puede ser la de usar flores secas para los centros de mesa. No obstante, las flores silvestres también son ideales para las bodas al aire libre y aquellas que se celebran en los meses de verano.
  • Para una boda de estilo vintage, los centros de mesa formados por varios detalles pequeños resultan ideales y además pueden ofrecerse como recuerdo a los invitados.
  • Si estás buscando una boda con estilo y elegancia, te recomendamos los centros de mesa hechos con vidrio, ya que además de su belleza estética, son una opción muy versátil que harán que las flores de tu boda luzcan mucho más.

Como puedes ver, la variedad de estilos y colores es prácticamente infinita. Por eso, aunque estos consejos pueden resultarte útiles, lo fundamental es que en tu boda te sientas a gusto con la decoración y que esta se adecue perfectamente al estilo elegido y a tu personalidad. Después de todo es tu gran día y tú eres la única que puede decidir qué detalles decorativos quieres tener realmente en tu boda.

Categories:

Tags:

Comments are closed