Ubicado en Phoenix, el inmueble tiene seis plantas e incluye apartamentos y bajos destinados a locales comerciales

Local Studio
Local Studio

Los contenedores tienen muchas utilidades. Sí, es evidente que una de ellas, y probablemente la más conocida, es la de servir para transportar cosas de un lugar a otro. Pero no es este el único, y como ejemplo, no hay más que ver algunos interesantes proyectos dirigidos a convertir estas piezas en viviendas.

Algunas de ellas, la mayoría, consisten en viviendas más o menos de pequeño tamaño dirigidas a albergar, como mucho, a una sola familia. Otras, en cambio, son proyectos de una cierta envergadura capaces de albergar en su interior a un buen número de personas. 

Fachada delantera del edificio terminado
Fachada delantera / Local Studio

Este es el caso de IDA, un trabajo diseñado por Local Studio, que tiene el mérito de ser,  hasta ahora, el edificio construido con contenedores más altos de EEUU, con seis plantas en las que se distribuyen 18 apartamentos de una y dos habitaciones y con una planta baja para convertirse en espacios comerciales.

Local Studio trabajó en colaboración con la ciudad de Phoenix en el proyecto para alinearse con el plan de acción climática de la ciudad, que incluye opciones de vivienda más sostenibles. El proceso se alargó desde principios de 2021 hasta junio de 2022. 

Colocación de contenedores en la parte más alta
Colocación de contenedores / Local Studio

El paisaje circundante está poblado por plantas y árboles del desierto que requieren poca agua para ofrecer sombra a lo largo de la calle. Para adaptarse aún más al sol de Arizona, se eligió pintura que refleja el calor para mantener bajas las temperaturas y reducir el consumo de energía

Además, está equipado con una ducha al aire libre y una estación de carga de bicicletas eléctricas, así como una estación de reparación de bicicletas, para fomentar los desplazamientos en bicicleta.

Colocación de piezas prefabricadas
Piezas prefabricadas / Local Studio

Además, la estructura servirá como ejemplo arquitectónico para estudiantes, desarrolladores y empleados de la ciudad que estudian ingeniería, sustentabilidad y diseño de contenedores marítimos.

Para construir IDA se ha trabajado con más de 370 toneladas de acero reciclado en forma de contenedores de envío, sino que el edificio terminado se nutre de energía renovable a través de su sistema solar de 33 kilovatios. Sobre la acera, un toldo solar de doble cara da sombra a los transeúntes, al mismo tiempo que proporciona electricidad para el espacio comercial de la planta baja.

Escaleras exteriores del edificio
Escaleras exteriores / Local Studio

También hay una cubierta de techo con sombra solar de doble cara, que brinda vistas del horizonte del centro de la ciudad, mientras que también produce casi el 40% de las necesidades de energía de los apartamentos.

Además de los materiales de construcción reciclados, se ha construido un elemento de diseño simple con un gran impacto: los ‘bioswales’.

Grúa colocando piezas del edificio
Grúa colocando piezas / Local Studio

Estas son pequeñas zanjas llenas de plantas excavadas entre la acera y la calle, que recolectan agua de lluvia de forma natural para el riego de la flora del desierto, al mismo tiempo que filtran la escorrentía contaminada. A ello se le une un tanque de almacenamiento de 11.000 litros.

En el exterior de la planta baja del IDA se encuentran estructuras de alcantarillas de concreto, generalmente enterradas bajo tierra que recoge el agua sobrante.

Vista lateral del edificio terminado

Categories:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *