¿No consigues acabar con los malos olores de la fosa séptica?

La realidad es que esos olores pueden llegar a ser muy desagradables y persistentes, no olvidemos que son producidos por la descomposición de residuos sólidos de todo tipo y si no se limpia bien, puede afectar a la higiene y dar una imagen equivocada de tu negocio.

La solución a estos malos olores es sencilla y pasa por aplicar un tratamiento con un desatascador biológico.

¿Por qué usar un desatascador biológico?

Este es un producto capaz de eliminar los malos olores y limpiar además de las fosas sépticas, los desagües y depósitos ya que tiene propiedades desatascantes y desodorizantes debido a que está compuesto por enzimas y microorganismos capaces de deshacer la suciedad que allí se acumula y convertir los residuos sólidos ya sean materia orgánica, papeles, grasas, etc., en líquidos, algo esencial para librarnos del mal olor.

Su uso es sencillo, simplemente se debe diluir el producto en agua tibia y aplicarlo directamente sobre la fosa séptica o por los desagües a tratar. Eso sí, este es un proceso que se debe repetir con cierta periodicidad dependiendo del olor y suciedad acumulada.

No basta con hacerlo una vez, si realmente quieres hacer desaparecer el mal olor de la fosa séptica, es esencial marcar una rutina de limpieza cada cierto tiempo.

Categories:

Comments are closed