Actualmente son más las empresas que se suman a la tendencia de ofrecer algunos días de home office, o si eres emprendedor y estás montando tu empresa o despacho, un espacio en casa puede ayudarte.

Define el espacio

Si tienes una habitación completa que puedes designar es una excelente opción, ya que tendrás mucha más privacidad y espacio para acondicionar tu oficina.

En caso de que no tengas una habitación extra, no te preocupes, no será necesario, solamente ubica un espacio que puedas utilizar y en donde te sientas cómodo para posteriormente modificarlo.

Luz y más luz

Si el espacio cuenta con una buena entrada de luz natural, es el mejor lugar, ya que hará que tu mente esté activa y no te sentirás encerrado.

Lo mejor es que estés junto a una ventana, terraza o lugar que permita también la ventilación.

Busca una lámpara y potencia adecuada, será útil para aquellos días en donde tengas que trabajar un poco más noche. De preferencia busca una que pueda dirigir la luz a diferentes puntos para que puedas adaptarla según lo requieras.

Colores

Elige paletas de colores que permitan enfocarte y que no sean agresivos, por lo regular se recomiendan paredes blancas o colores pastel. Evita el rojo, negro, naranja o amarillo. No satures este lugar con demasiada decoración como fotografías, mapas, cuadros, etc.

Puedes jugar un poco con los colores, para evitar que todo sea blanco, la silla puede ser de algún otro color, un estante verde o incluso un tapete que tenga una paleta que contraste y le de tu estilo.

Mobiliario necesario y útil

El escritorio tradicional puede ser útil, pero robarte mucho espacio, considera si necesitas guardar folders, archivo o carpetas. Asígnales un lugar para que no estén en el escritorio.

Si no tienes mucho espacio, busca opciones de muebles multifuncionales, entre ellos están los escritorios abatibles, escritorios que ya cuentan con archiveros, etc.

No pases por alto o elijas cualquier silla, busca una que sea ergonómica, ya que seguramente pasarás un buen rato en ella. De preferencia que sea movible en altura e inclinación. Recuerda que estar mucho tiempo en una mala posición provoca lesiones.

Aislarte del ruido

Si tu hogar es muy ruidoso y necesitas concentrarte, una excelente opción para disminuirlo es colocar alrededor paredes de cristal grueso o forrar las paredes con corcho, incluso a esta última opción le puedes sacar provecho al utilizarla como lugar para colocar notas pendientes.

Define los objetos que necesitas

Entre impresora, calendario, cuadernos, libros, base para laptop, agenda, plantas, cesto de basura, jarrón con agua, pizarrón para notas, etc. Con la finalidad de que te sientas a gusto y tengas todo a la mano y que no debas buscarlos, esto puede hacer que pierdas la concentración o te enfoques en otra cosa.

Planea un descanso

Tampoco se trata de quedarte todo el tiempo en este espacio, necesitarás un tiempo de descanso, así al regresar podrás seguir enfocado. Para conseguirlo, puedes colocar cerca algún sillón o puff para relajarte, asomarte a la terraza, prepararte una taza de café, etc.

Categories:

Comments are closed