Tras el cese del estado de alarma se pueden celebrar bodas y otras celebraciones religiosas de carácter social, tanto en espacios al aire libre como en lugares cerrados, pero se mantienen algunas restricciones, como la obligación de llevar mascarillas en espacios cerrados o la distancia de seguridad de 1,5 metros entre personas.

En lo que respecta a los aforos y horarios de las ceremonias nupciales, se ceñirán a las medidas sanitarias adoptadas. 

Si la ceremonia se oficia por un ritual religioso, deberá publicarse el aforo máximo permitido en lugar visible del espacio de culto. No estará permitido el uso de agua bendecida ni se podrán tocar o besar objetos de culto. En el caso de descalzarse para la ceremonia, deberá hacerse usando alfombras personales.

Servicios contratados

El banquete, el fotógrafo, los regalos para los invitados, los trajes de los novios o el viaje de luna de miel, son sólo algunos de los servicios que habitualmente se contratan en este tipo de celebraciones, y que debieron ser cancelados durante el estado de alarma.

Actualmente, aunque existen determinadas restricciones con motivo de la COVID-19, se ha recuperado cierta normalidad, por lo que pasamos a detallarles las actuales medidas:

  • El banquete: No se podrán realizar actividades de baile ni de cóctel, ya que el consumo de comida y bebida se debe realizar sentado en la mesa. El banquete sí podrá celebrarse, pero siempre teniendo en cuenta las medidas restrictivas.

Si usted, debido a estas, decide anular la boda, sepa que la empresa organizadora del banquete, a priori, no está obligada a devolverle el importe íntegro, aunque sí tendrán que devolverle el importe correspondiente a los servicios no prestados, por ejemplo el correspondiente al coctel o al baile, si usted lo tenía contratado. Revise la condiciones pactadas.

Recuerde también que no se permite fumar en aquellos espacios al aire libre en los que no se pueda garantizar la distancia interpersonal de 2 metros. Si quiere más información sobre las restricciones en establecimientos de hostelería, puede consultar el siguiente reportaje.

  • Viaje de novios: En el caso del viaje de luna de miel, si tenía contratado un viaje combinado y tuvo que ser cancelado con motivo de la COVID-19, podrán ofrecerle un bono para ser utilizado en el periodo de un año desde la finalización de la vigencia del estado de alarma, por una cuantía igual al reembolso que hubiera correspondido.

Transcurrido el periodo de validez del bono sin haber sido utilizado, el consumidor podrá solicitar el reembolso completo de cualquier pago realizado que deberá abonarse, a más tardar, en 14 días.

En todo caso la legislación establece que en cualquier momento anterior al inicio del viaje combinado el viajero podrá resolver el contrato, pero podrán exigirle pagar una penalización que deberá ser adecuada y justificable. Cuando concurran circunstancias inevitables y extraordinarias en el lugar de destino o en las inmediaciones, el viajero tendrá derecho a resolver el contrato, antes del inicio del mismo, sin pagar una penalización.

  • El vestido y el traje de los novios. En este caso, como los trajes de novio son prendas que, habitualmente, se hacen a medida, es más difícil poder devolver la compra. Consulte las condiciones de su contrato e intente negociar con la empresa.
  • Obsequios para los invitados. Al igual que los trajes de los novios, suelen estar personalizados. Por tanto, la empresa no tiene por qué aceptar la devolución del importe, intente llegar a un acuerdo que resulte satisfactorio para ambos.

Anteriormente:

Si su boda estaba planificada durante el estado de alarma y tras prorrogarla en varias ocasiones ha decidido anularla, sepa que:

  • En el caso del banquete, debe usted comprobar lo que estaba establecido en el contrato respecto de las condiciones de anulación, ya que podrán pedirle una penalización. Intente llegar a un acuerdo con la empresa.
  • En cuanto al viaje, en el caso de que le ofrecieran un bono para disfrutar en el transcurso de un año. Si transcurrido el año no ha sido disfrutado, podrá solicitar el reembolso completo de cualquier pago realizado que deberá abonarse, a más tardar, en 14 días.
Dos novios saliendo de la iglesia

Otras recomendaciones para celebrar su boda u otros eventos con garantías

Recuerde que, antes de empezar a organizar su boda o la comunión de alguno de sus hijos, es conveniente que siga estas recomendaciones:

  • Solicite varios presupuestos. Esto le permitirá comparar precios y servicios que ofrecen y tomar la decisión con la información completa acorde a sus necesidades. En los presupuestos deben incluir todos los servicios ofrecidos, así como los precios finales de estos.
  • Lea con detenimiento las condiciones generales de los contratos. En ellas vendrá especificado, entre otras, las condiciones de modificación y cancelación de los servicios o las posibles penalizaciones.
  • Pida factura de todos los servicios que pague. Le servirá como justificante si necesita reclamar después.
  • Celebración del banquete. Procure que todo lo acordado con el restaurante quede por escrito: qué incluye el menú, el precio del cubierto, qué sucede si hay un cambio, las condiciones de pago, si hay que entregar alguna señal a cuenta, así como las condiciones de cancelación.
  • Elección de trajes. Tanto en las bodas como para las comuniones, los trajes se convierten en protagonistas del evento. Revise el etiquetado y asegúrese que cumple con la normativa y téngalo en cuenta si después del evento envía la prenda a la tintorería. Además, recuerde que también se pueden alquilar. En ese caso, es recomendable leer detenidamente las condiciones del contrato para ver las condiciones de devolución de la fianza.

Categories:

Comments are closed